Return to site

¡¡¡Yo sólo quiero dormir!!! - Colecho accidental

· recien nacido,crianza,bebe

Típico, todos somos expertos en crianza… hasta que nacen nuestros hijos, ¿No?...

Quizá antes de tenerlos veíamos en el súper alguna escena de “pataletas” y podríamos estar seguros que a nosotros no nos pasaría… En mi caso les puedo decir que antes de que naciera mi primera bebé yo decía que la alimentaría con horarios y que a los 3 meses de su nacimiento nos iríamos a hacer una carrera de 7 días en bicicleta por los Pirineos mientras ella se quedaba con los abuelos… ¡Nada! En cuanto nació, pecho a demanda y dejarla con alguien más, ¡ni pensarlo! Jejejejej

En el día a día nos van pasando cosas que antes eran impensables… “esnifar” un pañal para ver si hay que cambiarlo o traernos el bebé a nuestra cama porque ya no sabemos ni qué hacer para poder dormir... Esto no estaba dentro del plan, simplemente sucedió: ¡Yo sólo quiero que mi bebé duerma! (y entonces yo también).

Y es que es muy común el colecho accidental, es decir, el traerte tu bebé a tu cama porque entre toma y toma te das cuenta que es más fácil tenerlo a un lado, o porque con tantos despertares es mucho más sencillo tenerlo en cama que el ir-venir de tu cama a su cuna a tu cama a su cuna, etc…

Pero hay algo muy importante a tener en cuenta, muchas de las veces que lo haces es porque ya no puedes más del cansancio y en lo último que se te ocurre pensar es en si tu cama es segura o no para tu bebé. Intenta imaginar un bebé de pocos meses bajo uno de estos pesados edredones, ¿crees que esto es seguro? ¡No! Esto podría bloquear sus vías y si tienen problema para respirar no pueden quitarse la cubierta de encima y quizá ni siquiera llorar para pedir ayuda.

Antes de entrar en varias medidas de seguridad va una idea, en vez de traerlo a tu cama, puedes poner una colchoneta en el suelo que no tenga almohadas ni edredones y ahí te acuestas junto a tu bebé, así sabes que para momentos de emergencia irás a un lugar seguro. Y si a tu bebé el dormir contigo le ayuda (no a todos los bebés les relaja el colecho), pues ¡ya está!, tu bebé duerme, está seguro y tu también.

Es verdad que al ser un tema del que normalmente no hablamos, muchas de las veces no preguntamos las medidas de seguridad para hacerlo cuando el peligro de asfixia o Síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL) es algo real y que sucede.

Así que aquí van estas medidas de seguridad adaptadas en gran parte de las medidas para practicar el colecho seguro por el Dr. James McKenna:

1. Primero que nada, en general, duerman donde duerman los bebes, deben dormir boca arriba, en superficies firmes, limpias, en ausencia de humo de cigarro, bajo cobertores ligeros y nunca con la cabeza cubierta.

2. Firmeza – Tu colchón debe ser firme con sábanas bien ajustadas. Nada de camas de agua ni colchones suaves y flexibles.

3. Remueve lo acolchonado (mullido) – Si traes tu bebé a la cama, remueve almohadas y cobijas… Mejor agrega una capa extra a tu pijama.

4. No huecos – Utiliza barreras bien diseñadas para evitar que tu bebé pueda caer de la cama o quede atrapado. Asegúrate que no queden huecos entre colchón y cabecero/piecero. Hay quienes deciden poner su colchón en el suelo por unos meses para reducir estos riesgos.

5. Avisa a tu pareja – Es muy importante decírselo cada ocasión que lleves a tu bebé a tu cama para que esté alerta, quizá te parezca exagerado, pero es muy importante que lo sepa por la seguridad de tu bebé.

6. Cabello – Si tienes cabello largo recógelo para evitar que tu bebé se enrede en él y correr el peligro de asfixia, tristemente ha sucedido.

7. Biberón - Los bebes alimentados de biberón deben dormir del lado de mamá o en una superficie separada de la cama.

8. Hermanos - Si tu bebé es menor de 1 año, no debería dormir con hermanos.

9. OJO - Si alguno de los padres está bajo el efecto de drogas, sedativos, alcohol, otras sustancias o que simplemente le cueste despertar, no debería compartir cama con el bebé.

10. Sobrepeso - En casos de obesidad extrema en los que se pierda la noción de donde está el bebé respecto a ellos, lo mejor es que el bebé duerma en una superficie separada como por ejemplo en una cuna de colecho.

11. Lo último que dice el Dr. McKenna en sus recomendaciones es: “Además de nunca dejar dormir a un bebe fuera de la presencia de un adulto consciente y en una superficie separada de colecho la cual es segura para todos los bebés, yo no puedo recomendar a los padres ningún otro tipo de arreglo para dormir, ya que cada uno tiene circunstancias particulares. Lo que si recomiendo es, buscar e informarte de todas las opciones posibles y así decidir lo mejor para ti y tu familia”

Y recuerda, si aún practicando colecho tu bebé no duerme bien, ¡Puedo ayudarte! yadormimos@gmail.com

¡Buenas noches! (Hoy y siempre)

Tami

Las recomendaciones de este artículo son una adaptación del escrito por Kim West, LCSW-C, The Sleep Lady. www.sleeplady.com

All Posts
×

Almost done…

We just sent you an email. Please click the link in the email to confirm your subscription!

OKSubscriptions powered by Strikingly