Return to site

Colecho ¿Compartimos?

· crianza,Bebe y niño

Tu niño duerme mal y ¿lo llevas a tu cama por dormir un poco? o ¿lo defiendes por sus beneficios?

Supongo que para empezar la pregunta obligada es: ¿estoy a favor del colecho?

Sí. Pero sobre todo, estoy a favor de que toda la familia duerma y descanse bien toda la noche.

¿A que me refiero con esto? Pues que el colecho es una decisión muy “personal” de cada familia y que a unos funciona y a otros no.

Pero empecemos por el principio. ¿Qué es colecho? Es una palabra que viene del inglés co-sleeping. Es decir, dormir juntos y aunque lo más “fácil”, pero que requiere mayores medidas de seguridad, es que el bebé duerma en la misma cama que mamá y/o papá, también hay otras maneras de hacerlo como por ejemplo poniendo su cuna cerca de la cama de matrimonio, utilizando una cuna que se adose a la cama de matrimonio, bajando la cama matrimonial al suelo y poniendo un colchón al lado para el bebé, etc.

¿Por qué es recomendable si funciona? Según las investigaciones el colecho es beneficioso para que los niños duerman y tengan noches de mejor descanso. Se ha visto que tienen una frecuencia cardiaca más uniforme y patrones de respiración más establecidos, ya que los “copian” de sus padres. Además para las mamás que dan pecho facilita mucho más el momento de las tomas y da más tiempo a la familia para incrementar el apego. Pero ojo, no a todos funciona y está bien, cada familia es un mundo.

¿Y por qué hablo de este tema? Pues porque de alguna forma u otra (colecho por decisión o colecho accidental), el 50% de los padres lo practican en el primer año de vida del bebé. Y es por eso que quisiera hacer un llamado a que antes de practicarlo hagan su tarea e investiguen la manera segura de hacerlo… Y si quieren que les “pase la tarea” mira la siguiente publicación.

Hay que establecer una diferencia muy importante: hay familias que practican el colecho por decisión ya que están convencidos de los beneficios que tiene y hay otras familias que caen en el colecho accidental o quizá más bien de emergencia, es decir, que acaba siendo una de las tantas cosas que intentas con tal de que tu bebé duerma o se vuelva a dormir después de despertarse por la noche.

En ambos casos hay a quienes funciona (lo más probable es que no estén leyendo esto), y hay a quienes no, ya sea porque al bebé lo inquieta más, o porque cuando se empiezan a mover mucho el bebé sí duerme pero mamá y papá son constantemente despertados. ¿Alguien sabe como escribir la letra “H” en la cama? Jejejejej.

Y sea como sea que practiques colecho te recomiendo plantearte la pregunta: ¿Por cuánto tiempo queremos hacerlo? ¿Por meses? ¿Años? ¿Lo practicarás hasta que tu niño decida irse a su cama? Y eso sí, ya sea juntos o separados, la habilidad de conciliar el sueño es algo que tu bebé/niño puede aprender por sí mismo y le ayuda a dormir mucho mejor. Si quieres saber como guiarlo escríbeme y con mucho gusto te ayudo: yadormimos@gmail.com

¡Buenas noches!
(Hoy y siempre)

Tami

Las recomendaciones de este artículo son una adaptación del escrito por Kim West, LCSW-C, The Sleep Lady. www.sleeplady.com

All Posts
×

Almost done…

We just sent you an email. Please click the link in the email to confirm your subscription!

OK