Return to site

Regresión del sueño…

¿A dónde se fue?

 

 

· sueño,Bebe y niño,Crianza con apego,regresión del sueño,desarrollo infantil

Quizá porque en algún momento trabajamos juntos y tu hija o hijo aprendió a dormir muy bien y disfrutaste de las noches de verdadero descanso… o quizá tu niño o niña siempre han sido de buen dormir… pero de repente…. ¡Se despierta mucho por la noche!! ¡¡Le cuesta dormir sus siestas!! Está muy sensible. ¿Qué pasó? ¿Dejó de funcionar? ¿Se acabó la magia?

No… estas en una Regresión del Sueño

¿¡¡Qué!!? ¡Regresión del Sueño! ¿a dónde se regresó? ¿¡¡qué es eso!!??

Pues son los periodos de tiempo cuando tu bebé, que normalmente duerme la noche del tirón, empieza a despertar varias veces por la noche y en ocasiones también tiene dificultad para las siestas. Estas regresiones, parte del desarrollo de tu bebé, tienen una duración de entre 2 a 6 semanas y después de ellas los patrones de sueño regresan a la normalidad tan rápidamente como cuando se alteraron.

¡Ay ay ay! ¿Y cuando podría estar frente a una regresión del sueño?

¿Recuerdan la publicación del pasado viernes? Les hablaba de las semanas Mágicas, libro publicado por los investigadores holandeses Vanderijt y Plooij, en el cual hablan de estos periodos de regresión y crecimiento. Según lo que investigaron, los brotes de crecimiento ocurren en las semanas 5,8,12,19,26,37,46 y 55… ¡Ay! ¡Muchos brotes de crecimiento!

Esto es, que los bebés podrían tener una de estas regresiones entre los 3-4meses, luego entre los 8-10 meses, a los 12 meses , a los 18 meses y de nuevo a los 2 años; pero las regresiones más comunes ocurren a las 6 semanas, a los 4 meses y a los 6 meses. No te asustes, es muy muy raro que un niño tenga regresiones de sueño en cada uno de estos brotes de crecimiento.

Del libro “Good Night, Sleep Tight” por Kim West: “He encontrado que los problemas de sueño más pronunciados, aunque temporales, ocurren cuando el niño está aprendiendo a andar. También podrías ver problemas justo antes de que tu niño se siente, gatee, se ponga de pie y cuando deja el pañal”

Bueno, regresión del sueño… ¿Y qué me espera?

  • Disminución del sueño

De pronto tu bebé despierta por la noche y le cuesta mucho hacer sus siestas.

  • Está muy irritable

Y es que durmiendo menos… ¿No lo estarías tu? Pues igual le pasa a tu bebé que ya acostumbrado a dormir bien, de repente le cuesta mucho más.

  • Requiere más contacto físico

Es difícil entender lo que pasa con tu bebé, ¡especialmente para él! Por lo cual necesitan más abrazos, contacto físico, ¡más apapacho! (achuchones)

  • Más hambre

En los brotes de crecimiento su cuerpo está trabajando de más y por lo mismo le da más hambre. Quizá puedas notar que quiere comer toooodo el tiempo.

Y ¿Cómo sobrevivo?

  • Pues primero que nada… ¡Respira profundo, muy profundo! Estas regresiones no hacen nada de gracia, mucho menos cuando ya te acostumbraste a dormir o cuando estas en medio del proceso en que tu niño o niña están aprendiendo a dormir.
  • Lo más común es darte cuenta que estás frente a una regresión hasta que tu niño empieza a andar o a gatear, es decir, que te das cuenta de que es una regresión cuando lo ves en retrospectiva.
  • Es muy importante que tengas en cuenta que las regresiones son temporales, que una vez que pasen sus patrones de sueño (y los tuyos) regresaran a la normalidad.
  • Recuerda, las regresiones pueden durar de 2 a 6 semanas, si se va a más que eso podría ser algo más.
  • Durante estas semanas de poco dormir, trata de recordar que tu bebé está tan cansado y confundido como tu. Quizá coma más, necesite más contacto físico y lo más común es que se resista al sueño en cada uno de estos momentos.
  • Como siempre, haz lo mejor posible.
  • Si puedes, evita crear nuevas muletillas o caer en las que ya has quitado.
  • Se flexible. Una regresión de sueño es temporal y quizá tengas que ajustar horarios para hacerle frente.
  • Pide ayuda. A tu pareja si sólo uno es quien suele atender a tu bebé para que tú también puedas descansar un poco.
  • Acepta tomas extra de manera temporal.
  • Ayuda a tu bebé a relajarse incluye extras como un masaje, un cuento, un baño.
  • Haz conciencia del entorno para dormir de tu bebé. ¿Ha cambiado la temperatura? ¿Hay más luz por la mañana?
  • Intenta adelantar la hora de sueño, este simple detalle podría ayudar mucho.
  • Y si todo falla, consúltalo con su pediatra, podría estar pasando algo que haya causado este cambio repentino en el sueño de tu bebé

Y recuerda, si no es sólo una regresión sino que tu bebé ya tiene mucho tiempo con problemas para dormir, puedo ayudarte, escríbeme a yadormimos@gmail.com

¡Buenas noches!

(Hoy y siempre)

Las recomendaciones de este artículo son una adaptación del escrito por Kim West, LCSW-C, The Sleep Lady. www.sleeplady.com

All Posts
×

Almost done…

We just sent you an email. Please click the link in the email to confirm your subscription!

OKSubscriptions powered by Strikingly