Return to site

Pesadillas y terrores nocturnos ¡AUXILIO! ¿Qué hago??!?!?!?!

· sueño,Consejo,crianza

¡¡Hola!!

La semana pasada te hablé sobre la diferencia entre un terror nocturno y una pesadilla… Pero… ¿Sabes qué hacer cuando alguno de estos se presenta?

Pues si es terror nocturno, en el que tu hijo está dormido (ya sé no lo parece) lo mejor es no despertarlo, el intervenir muy probablemente sólo alargará el proceso que normalmente dura entre 5 a 15 minutos.

Eso sí, asegurarte de que no se vaya a golpear con algo o a caer.

Desafortunadamente lo que necesitan es pasarlo. Es mejor no hablar de esto con él, ya que por estar dormido no sabe que ocurrió y el escuchar que algo pasa mientras está dormido puede causarle confusión y ansiedad.

Lo que también puedes hacer para prevenir estos terrores, es adelantar su hora de dormir en lapsos de tiempo de 15 en 15 minutos por día, ya que una de las causas más frecuentes de los terrores nocturnos es la falta de sueño.

Si después de un par de semanas siguen igual y muy constantes puedes llevar un diario para saber a qué hora los tiene.

Una vez que sepas la hora a la que se están dando y que en efecto caen durante las 2 horas de haberse ido a dormir, puedes hacer algo: Muy suavemente “despiértalo” 15 minutos antes de que vaya a tener el terror nocturno. No necesitas despertarlo por completo, solo lo necesario para que cambie de posición o que balbucee un poco. Necesitaras hacer esto por 10 días para romper el ciclo.

Si el problema es la falta de sueño y no sabes como ayudarlo, ¡escríbeme!, puedo ayudarles (yadormimos@gmail.com).

Ahora vamos con las pesadillas. Con estas lo más normal es que todos estemos familiarizados, ya que lo más probable es que alguna vez hayamos tenido alguna, es un sueño muy feo que nos asusta y nos despierta… Nosotros los adultos sabemos diferenciar la realidad de los sueños, pero los niños están aprendiendo a hacerlo, por lo cual es muy difícil que logren dormir después de haber soñado con algún monstruo, fantasma o cualquier cosa que les pueda dar miedo… pero entonces, ¿qué hacemos?

Cuando te llame ve cuanto antes, recuérdale que está en casa a salvo, con voz suave.

Y ahora viene la regla de oro: Un pensamiento bueno sustituye a un pensamiento malo. Y recuerda, necesita que lo reconfortes y le des seguridad. Entonces puedes decirle que cierre sus ojos y empezar a ayudarle a imaginar algo que a él le guste, por ejemplo: Imagina que estás en la playa, está el solecito rico, no hace demasiado calor pero te dan ganas de meterte en el mar, las olas están muy suavecitas, el agua…etc… Una historia corta y relajante, la idea es que se vuelva a dormir, es importante.

A la mañana siguiente le puedes pedir que dibuje lo que soñó, y cuando lo haga comenta lo ridículos que se ven sus cuernos, o cómo está sonriendo o que tal vez quiera ser su amigo… el ver que tu eres valiente puede inspirarle a él también serlo.

Antes de dormir puedes jugar a las visualizaciones, dile que cierre sus ojos y que imagine, su postre favorito, por ejemplo, una gran tarta de chocolate con fresas… que la imagine bien, ahora que abra sus ojos… pregúntale ¿Ves la tarta? ¿La hueles por aquí?... Para que se de cuenta de que el que vea cosas de su imaginación no quiere decir que éstas van a aparecer de repente.

Y sobre todo, evita que vea cosas que puedan asustarle, ten mucho cuidado con lo que ve en la televisión, sobretodo las noticias en las que muchas veces pasan imágenes que nos son apropiadas para los niños.

¿Qué tal? ¿Ahora ya sabes cómo actuar ante un terror nocturno o una pesadilla?

Recuerda, si te gusto este vídeo dímelo dando a “Me gusta” y si quieres que te ayude a mejorar el sueño de tus hijos escríbeme: yadormimos@gmail.com

¡Espero que te ayude!

Buenas noches (hoy y siempre)

All Posts
×

Almost done…

We just sent you an email. Please click the link in the email to confirm your subscription!

OKSubscriptions powered by Strikingly