Return to site

Ocio en familia:

Mucho más que pasar el tiempo libre

· Consejo,crianza,Mamá y papá

Hace unos días estuve en una de esas tertulias que me encantan. Son las Ideotertulias (se llevan a cabo en el Colegio Ideo y las coordina Cristina Ortega) y en las que en un ambiente relajado, acompañados de un delicioso bizcocho casero y café nos reunimos varios padres. La tertulia es dirigida por una experta o un o experto en el tema a tratar, lo cual es maravilloso ya que puedes exponer tus preocupaciones (lo cual ya de por sí es desahogo) y recibir respuesta-solución a ellas.

El tema de esta ocasión fue el Ocio en familia y la experta que lo dirigía fue la pedagoga Isabel Rodero. Habíamos papás con hijos de variadas edades lo cual lo hizo aún más interesante.

Para empezar a discutir sobre el tema apareció la pregunta:

¿Qué es lo importante de pasar tiempo juntos cuando no hay obligaciones?

Con una dinámica que consistía en clasificar diversas actividades concluimos que: La clasificación de la actividad como ocio o no ocio depende mucho de la manera de enfocarla. Una misma actividad realizada por obligación no es de ocio, pero por gusto y pasar el tiempo sí. Ejemplo muy claro de esto: Cocinar.

Los padres hacemos de modelo a los hijos. Cuando menos hasta los 10 años en que empiezan a tomar más importancia sus iguales. Es decir, que si nosotros pasamos nuestro tiempo libre frente a una pantalla, sería difícil que a nuestros hijos les parezca interesante pasar su tiempo de ocio al aire libre.

En el tiempo de ocio se trabajan muchas cosas, y por lo mismo es importante considerar estas 3 fases:

-Previo: Es la parte en la que en familia planeamos qué hacer ya sea al siguiente fin de semana, puente, vacaciones… Según la edad de los hijos hay que darles más participación. Pero a la vez es importante que nosotros lo guiemos (sin que ellos lo noten). Es decir, no se trata de hacer la pregunta abierta: ¿Qué quieres hacer el fin de semana?, sino más bien darles opciones de actividades con las que nosotros nos sintamos cómodos. Es en esta fase donde se trabajan aspectos muy importantes como la comunicación, pedir la palabra, saber esperar, negociar.

-Durante: Cuando estemos realizando la actividad, es importante que nosotros como papás mantengamos una actitud positiva sobre lo que estamos haciendo. En este momento nuestra labor es motivar. Hay que tomar en cuenta la preparación previa, es decir, si vamos a ir a un día de campo y debemos salir temprano de casa, desde el día antes lo recordamos, por la mañana despertamos a buena hora y volvemos a recordar sobre lo que vamos a realizar.

-Después: En un momento de estar juntos hablar de cómo ha sido, si lo repetiríamos o no. Con esto aprenderemos de la experiencia vivida.

Otros aspectos importantes a tomar en cuenta:

Es importante la manera en la que planteamos las cosas. Por ejemplo, si nuestro plan es dar un paseo, muy recomendable porque al oxigenarse el cerebro se propicia una mejor comunicación, hay que plantearlo como que vamos a buscar bichos, piedras, etc y no sólo a “dar un paseo” que corre el riesgo de no sonar atractivo.

Para pasar el tiempo libre en casa podemos: Jugar un juego de mesa, leer un libro, o simplemente NADA. En nuestra sociedad se valora a quien más ocupado está, pero luego estamos busque y busque el mindfullness, ya que necesitamos entrenarnos para mantener la atención. Es verdad que la sociedad y los medios nos influyen al no parar… ya desde los programas para niños en que el cambio entre fotograma y fotograma se da muy rápidamente. Hay que ser conscientes de esto y no asustarnos del “estoy aburrido”, ya que del aburrimiento surgen ideas muy creativas. Isabel nos recomienda que si alguno de nuestros niños nos dice esto les contestemos: “ya, entiendo que estés aburrido, pero, no pasa nada ¿no?”

El ocio no se compra. Es importante que en nuestras opciones de ocio haya varias en las cual no se necesite gastar dinero. Si nosotros enseñamos una manera más ecológica o responsable de pasar nuestro tiempo libre, es lo que ellos van a hacer. Además que si nosotros abusamos y por ejemplo, vamos al cine muy seguido, esto pierde su encanto.

Aprender a valorar estar en casa, también ahí podemos pasar un muy buen rato.

Hay que dejar que los niños exploren, así también nosotros vemos sus preferencias y ellos mismos pueden saber que prefieren.

Es bueno dejarles saber qué va a pasar después de…, esto les da seguridad. O más bien NOS da seguridad, ya que esto también nos pasa a los adultos.

Es importante que cuando vayamos a hacer algo tengamos un objetivo, quizá luego se convierta en algo más, pero el objetivo inicial es esencial.

Ajustar las expectativas que tenemos. A veces confiamos demasiado en un plan, las cosas no salen como lo esperábamos y nos frustramos… por esto mismo es importante tomar en cuenta que hay que ajustar nuestras expectativas. Además que el que unas veces las cosas salgan bien, otras mal, es un aprendizaje de la vida. Y debemos recordar que el humor desengrasa, si las cosas las tomamos como tragedia, así las vamos a ver, mejor tomarlas con humor.

Y por último, para cerrar el tema nos recordó los objetivos del ocio:

-Disfrutar

-Comunicación

-Escucha activa

-Interiorización de valores

-No se compra: Valor del consumo responsable

-Aburrimiento: Aprender a tolerar la frustración

-Alternativas para explorar

-Motivación

-Disfrutar (sí otra vez)

Y recuerda que se disfruta aún más del tiempo libre en familia si todos están bien dormidos. ¿Quieres que te ayude para que tus hijos duerman bien? Escríbeme a yadormimos@gmail.com.

¡Buenas noches!

(Hoy y siempre)

Tami

All Posts
×

Almost done…

We just sent you an email. Please click the link in the email to confirm your subscription!

OKSubscriptions powered by Strikingly