Return to site

Entrenamiento vs. coaching para dormir… ¿Cuál es la diferencia?

· Bebe y niño,Sueño,crianza,Crianza con apego

¡Toda la del mundo! (Según cómo sea utilizado el término).

Es lo primero que me impulsa a contestar esta pregunta…. En las últimas publicaciones te he estado contando sobre temas diferentes al sueño… pero no por ello quiero decir que no estén relacionados. Con esta publicación me gustaría explicarte por qué creo tanto en lo que hago y no sólo como ayuda al sueño sino como enseñanza para toda la vida.

¿Qué es entrenamiento para dormir?

Esto se refiere a que tu pequeño o pequeña debe aprender la habilidad de dormir por él mismo. Para ello hay varias técnicas con diferentes grados de ayuda o no ayuda que van desde la extinción, extinción gradual, llanto controlado, desvanecimiento, y hasta “sin lágrimas”… ¿Te suena confuso? ¡Normal! Hay mucha variedad e inclusive contradicción entre unos y otros. Y saber cual es el que se adapta a tu tipo de crianza puede ser bastante complicado.

Y más aún cuando en los últimos años, desafortunadamente, el término “Entrenamiento para dormir” se ha utilizado para los métodos en los que se deja al bebé llorar a solas hasta que se duerme, sin ningún tipo de apoyo. Y puede ser muy confuso entender qué método le podría ir mejor a tu bebé cuando dejas que haga él solo el “entrenamiento”.

Los niños y el coaching

Los niños aprenden a rodar, gatear, y andar porque tu les das la oportunidad y ejemplo para que practiquen, practiquen y practiquen. Porque los animas, porque ellos se caen y se vuelven a levantar… Ellos lo intentan, y nadie duda de si aprenderá o no a caminar, todos lo tenemos muy claro… tarde o temprano lo logrará. Pero hay otras cosas que ellos intentan y el único momento en que desisten es cuando los padres les animan a darse por vencidos. Es impresionante observar cómo desde pequeños ellos pueden perseverar hasta lograr lo que quieren – aunque haya algunas lágrimas en el proceso -. Si tu les das el tiempo, el espacio y la seguridad de que pueden hacerlo, ellos lo logran. Y esto exactamente es el coaching.

Y lo mismo aplica para aprender a dormir. Tu pequeño se apropia del proceso de aprender a dormir mientras tu le acompañas, lo animas y lo guías.

Los bebés aprenden a dormir

Otro aspecto del coaching es entender que el dormirse es una habilidad que hay que adquirir. El momento en que es más fácil para un niño aprender esto es en el momento de ir a dormir, pero requiere de práctica tanto de los papás como de los pequeños. Los estudios han demostrado que los bebés están preparados para aprender a dormir a partir de los 6 meses de edad, esto basado en el desarrollo cerebral que ya tienen. Pero como todo, así como con cualquier otra habilidad que los niños van a aprender, necesitan del apoyo y guía de sus padres.

Este es el tipo de educación del sueño que podríamos necesitar conocer y entender mientras acompañamos a nuestro niño en el proceso de adquirir la habilidad de dormir por él mismo.

El “coaching” es un cambio en la actitud

De hecho es el primer gran paso que hay que dar. Es el entender y convencerte que tu hijo lo puede hacer, que no necesita que lo hagas por él. Necesita tu acompañamiento. Que la hora de dormir y las siestas no tienen que ser eventos traumáticos. Y que por el contrario, es un proceso en el que se fortalece la confianza en tu hijo de que puede lograrlo y de que él cuenta contigo cuando realmente lo necesita. Y este aprendizaje te lleva a crear un lazo para toda la vida, basado en una comunicación sana y beneficiosa para todos.

Gentle Sleep Coaching (Asesoría gentil y gradual en sueño infantil)

Y ahora que sabes la diferencia entre “coaching” y “entrenamiento”, te cuento varias de las cosas en las que te puedo ayudar como Gentle Sleep Coach.

Enseñarte como ser la/el “coach” para tu hijo/a y darte la seguridad para darle apoyo y guía en el proceso de dormir que incluye:

-Dejar que tu niño aprenda a dormirse por él mismo a la hora de dormir y en los despertares nocturnos.

-Pensar fuera de la caja para idear estrategias adaptadas a tu familia de cómo resolver los problemas.

-Mantener el foco en el proceso, no el resultado (aunque el objetivo de noches de descanso completo ocurrirán).

-Crecer con tu niño y estar ahí para dar apoyo a su desarrollo y nuevos hitos de crecimiento.

-Observar lo que funciona y lo que no y proveer estrategias para ayudarte a ir siempre hacia delante con éxito.

-Preguntarte para entender más sobre el proceso de aprender a dormir.

¿Qué mejor equipo que los padres apoyando a su hijo en uno de los básicos de la vida como lo es el sueño? Imagina como sería tu familia si todos estuviesen bien descansados por el día, y si aumentara la confianza y comunicación entre ustedes.

Y es por esto que en un principio te decía que aunque en las últimas semanas no he publicado sobre el sueño, he publicado sobre temas que abordan la crianza y en los que encuentro un común denominador: La importancia de la confianza, comunicación y cuidado propio de cada miembro de la familia.

¿Quieres que te ayude? Escribeme a: yadormimos@gmail.com.

¡Buenas noches!

(Hoy y siempre)

Tami

Esta publicación es una adaptación de la escrita por Irene Gouge, publicada por Kim West, LCSW, The Sleep Lady. www.sleeplady.com

All Posts
×

Almost done…

We just sent you an email. Please click the link in the email to confirm your subscription!

OKSubscriptions powered by Strikingly