Return to site

El cambio de hora primaveral ¿Ya están listos?

· Sueño,Consejo,bebes y niños

El cambio de hora, ya está a un paso, es este próximo domingo 25 de marzo y después la Semana Santa… Así que podría ser un buen momento para re-adaptarse al horario… Aunque como verás más adelante hay pequeñas cosas que puedes ir haciendo desde antes para que el cambio no sea tan brusco.

¿Sabías que? Este cambio de horario fue establecido para aprovechar mejor las horas de luz del verano y fue promovido por Ben Franklin para ahorrar dinero en velas… la verdad es que aunque ahora no usamos velas si usamos luz y cualquier ahorro que podamos tener es más que bienvenido.

Bueno, pero vayamos al tema de hoy que el cambio de horario llega ya este próximo domingo 25 de marzo.

Aquí te describo dos formas de hacerlo. La decisión de una u otra depende de lo que creas que pueda funcionar mejor para tu bebé/niña/niño:

1. “Nada”

Si tu niño es de los que se despierta muuuy temprano, ¡esta es la opción justa para ti!

Sigue los horarios de siempre pero en la nueva hora, de esta forma todo estará adelantado una hora, o sea que si normalmente se despierta a las 6am ahora se despertará a las nuevas 7am.

Estos son los detalles:

  • El sábado en la noche adelanta tu reloj después de que tu bebé se haya ido a dormir. De paso, hazte un favor y adelanta todos los relojes de tu casa. Si eres una mamá/papá privado de sueño debes tomar todo tipo de precauciones para ayudar a que este cambio suceda de la manera más suave posible.
  • El domingo haz todo de la manera habitual, siguiendo los mismos horarios (pero ya los nuevos), es decir, si su hora de comer es a las 13:00, el domingo también es a las 13:00
  • Recuerda, esto aplica para todo: comidas, meriendas, siestas. Vas a tener que estar muy atenta al reloj para que no se te vaya la hora.
  • Considera despertar a tu bebe a las 7:30am u 8:00am del nuevo horario (6:30 – 7:00am del anterior) para ayudarles a estar lo suficientemente “cansados” durante la noche para ir a la cama. Esto ayudará a mover también las siestas.
  • Recuerda que al acostar a tu bebe a la misma hora del nuevo horario será una hora más temprano para él, así que es de esperar que no esté suficientemente cansado ya que su cuerpo está acostumbrado a la hora antigua.

Se flexible y comprensiva, toma un tiempo adaptarse, aproximadamente una semana así que como siempre: ¡Constancia!

2. “Des-pa-cito”

Para los bebés más pequeñitos sobre todo, el cambio de horario puede ser un poco abrumador. Tal vez se vayan bastante temprano a dormir o no hacen buenas siestas. Si este es tu caso lo puedes abordar de otra manera en la que el cambio lo manejes gradualmente.

Esta opción adelanta la hora de dormir de 20 minutos en 20 minutos, así tu bebé tiene más oportunidad de adaptarse de forma progresiva.

Estos son los detalles:

  • Aproximadamente una semana antes del cambio de horario, adelanta la hora de dormir 15-20 minutos por un par de días, luego otros 15-20 minutos hasta que alcances la hora. Es decir, que si su hora de ir a la cama es las 20:00 empieces por acostarlo a las 19:40 un par de días, luego 19:20…
  • Después de una semana tu bebe estará yendo a dormir a las 20:00 pero del nuevo horario.
  • Haz lo posible por hacer lo mismo con sus comidas, siestas y hora de despertar
  • El que esté bien adaptado le puede tomar una semana, y esto es porque su reloj interior está luchando por seguir la hora antigua.

Espero que estas ideas te ayuden a hacer un cambio suave hacia el nuevo horario y sea cual sea la opción por la que optes aquí van unos últimos consejos:

  • Deja que tu hijo reciba la luz del sol por las mañanas durante esta transición. Ya sea al exterior o con las ventanas. Es suficiente con 10 minutos para los bebes y 45 minutos para los niños.
  • Si no tuvieras, instala buenas persianas que bloqueen la luz al interior.
  • Haz que las siestas sean una prioridad en esta transición. Un bebé bien descansado irá a dormir por la noche más fácilmente. Además que disminuirá la incomodidad por el cambio.
  • Se flexible. Es verdad que hay que ser constante y ver el reloj, pero también es muy importante poner atención a sus señales de cansancio  para que la transición sea suavemente.
  • Procura que las actividades de la tarde sean lo más tranquilas posible; sin luces brillantes y pantallas que estimulen. Da tiempo suficiente para que tu bebé se relaje antes de ir a dormir.

¿Qué opinas?

Me encantaría saber tus comentarios y si quieres que hable sobre algún tema específico relacionado con el sueño infantil escríbelo aquí en el blog o envíame un correo a yadormimos@gmail.com.

¡También puedes suscribirte para que mis publicaciones lleguen a tu correo cada viernes!

¡Feliz fin de semana y felicidades a todos los papás!

Tami

Las recomendaciones de este artículo son una adaptación del escrito por Kim West, LCSW-C, The Sleep Lady. www.sleeplady.com

All Posts
×

Almost done…

We just sent you an email. Please click the link in the email to confirm your subscription!

OKSubscriptions powered by Strikingly