Return to site

Ambiente de Sueño vs. Genética

¿Qué pesa más?

· Sueño,Bebe y niño,rutina nocturna,Consejo,crianza

Si crees que tu niña o niño duerme mal porque tu dormías mal y entonces crees que lo único que te queda es resignarte… ¡Buena noticia! Un estudio reciente, publicado en “Pediatrics”, reveló que el ambiente de sueño tiene mucho más impacto en el sueño que la genética con la que se nace.

Esto es una gran noticia, ya que la genética no la podemos controlar, pero el ambiente en el que duerme nuestro bebé ¡Sí! O por lo menos en su mayoría. Quizá la mayor dificultad viene cuando tienes algún vecino canino que tiene el tino de ladrar justo en el momento que tu bebé se está rindiendo ante los brazos de Morfeo, o cuando vives junto a una calle muy ruidosa.

¿Y qué sí puedes hacer? Pues proveerle de una serie de rituales predecibles y relajantes que le ayuden a prepararse física y mentalmente para el sueño… ¡Ojo! Si lo necesitas, también funciona con nosotros los adultos.

Te voy a dar una lista de cosas que podrías hacer antes del momento de ir a dormir, de esta elije 2 o 3 que es más que suficiente para hacerlas siempre en el mismo orden antes de ir a dormir. Por cierto, de estas, a excepción del baño, lavarse los dientes e ir al baño, el resto debería hacerse en su habitación (donde va a dormir). Aquí va la lista:

  • Baño
  • Poner pijama
  • Lavarse los dientes
  • Ir al baño
  • Masaje
  • Cuento
  • Cantar una canción corta
  • Compartir tres cosas sobre su día
  • Contar una historia
  • Escuchar música
  • Baby-yoga
  • Una tacita de agua con cuentos
  • Biberón o pecho
  • Oraciones, bendiciones o enviar besos y amor a otras personas
  • Muchos besos y abrazos.

Además de esta rutina que le dará predictibilidad y le indicará que después de… toca dormir, es importante que su habitación le ofrezca un buen ambiente de descanso, para ello te puedo recomendar los siguientes elementos:

-Persianas o cortinas que obscurezcan la habitación: Debo decirlo, aquí en España es una gran suerte que las persianas son tan obvias en una vivienda como el que esta tenga puertas o ventanas… pero no en todos lados es así, inclusive este verano que estuvimos en países nórdicos me sorprendió mucho que no fuera algo indispensable en los edificios. Y si la luz es lo que hace que a tu niño le cueste conciliar el sueño en los largos días de verano, o que se despierte muy temprano, el obscurecer su cuarto es la opción. Será tu tarea ver si prefiere la obscuridad total o una pequeña luz que te ayude a ti a verlo por la noche.

-Ruido blanco o sonidos de la naturaleza. Esto en el caso de que haya ruidos externos y necesites bloquearlos tales como el ladrido de un perro, vecinos ruidosos, hermanos mayores, calle muy ruidosa, etc. Es verdad que los niños pueden aprender a dormir con estos ruidos, pero hay lugares que son demasiado ruidosos o algunos niños muy sensibles y es entonces cuando el ruido blanco puede ser tu aliado, ya que es un sonido constante que ayuda a bloquear los ruidos externos. Puedes utilizar una máquina de ruido blanco, un ventilador, o alguna aplicación para el teléfono (si utilizas esto, pon la pantalla hacia abajo para que la luz no moleste a tu bebé). No te recomiendo que utilices música, ya que se pueden volver muy dependientes de ella (y eso haga que debas ir a ponerle “play” en cada despertar).

-Aleja televisión y electrónicos de su habitación. La luz que emiten estos dispositivos puede afectar el sueño de tu bebé aunque tu le veas con los ojos cerrados.

Y como siempre, si aún con el ambiente perfecto para dormir, tu niña o niño no consigue dormir bien, ¡puedo ayudarte!. Escríbeme a yadormimos@gmail.com

¡Buenas noches!

(Hoy y siempre)

Tami

Las recomendaciones de este artículo son una adaptación del escrito por Kim West, LCSW-C, The Sleep Lady. www.sleeplady.com

All Posts
×

Almost done…

We just sent you an email. Please click the link in the email to confirm your subscription!

OKSubscriptions powered by Strikingly