Return to site

¡Adiós al biberón!

¿Más que una ayuda para dormir? - Parte 2

· Consejo,bebes y niños,crianza

¡Hola! La semana pasada te hablaba sobre cómo y cuándo sería ideal quitar el biberón, te decía que lo ideal es entre los 12 y 15 meses, pero… si estás leyendo esto y tu niña/o tiene 2, 3…4…5 años… ¿Ahora qué? No te asustes, todo tiene solución, así como si tu niña/o tiene ya 3 – 5 años y sigue durmiendo mal y se puede solucionar, pues también si tiene 3..4…5 años y sigue con el biberón... Así que… ¡Continuemos desde donde nos quedamos la semana pasada!

Pero… ¿Y si está muy muy apegada/o?

Supongamos que ya tiene más de 15 meses y sospechas que su biberón es algo más que un recipiente para beber su leche… Estas son las señales con lo que puedes identificarlo:

  • Su biberón es claramente su objeto de seguridad.
  • Lo quiere cuando está cansado, sobre-estimulado o ansioso. Puede ser que hasta llore o se enrabiete para obtenerlo.
  • Te pide una bebida y una cantidad específica.
  • Lo necesita para ir a dormir.
  • Lo trae consigo durante el día.

Si tu niña/o cae en la descripción pasada, sigue estos pasos:

  • Avísale tiempo antes. Dile 3 a 5 días antes que ya es hora de dejar el biberón. Y cada día recuérdaselo por lo menos un par de veces al día en momentos que esté de buenas y que no sea hora de ir a dormir. Y lo más importante, ¡tu actitud! Debes decirlo con confianza, calmada y positiva. Es muy muy importante que antes de comunicárselo estés completamente convencida que es la hora de quitarlo.
  • Empieza por reducir los biberones. Durante los días anteriores a “El Día”, reduce la cantidad de biberones que toma al día así como la cantidad. Lo que hacen algunos padres es restringir el biberón sólo para siestas y hora de dormir, o permitir el biberón sólo en ciertos espacios de la casa. Y en los momentos de “Momento biberón” distráele con algún juego u ofrécele otra forma de consuelo: tus brazos, un objeto de apego diferente (Mantita, peluche, juguete, etc).
  • Recopila todos los que estén “por ahí”. Sí, todos los que estén en algún lugar de la casa, los pre-preparados en la nevera/refrigerador… En esto podría ayudarte tu hija/o, pueden jugar al “Caza-biberones”.
  • Cuéntale una historia. Si te gusta contar historias sobre las cosas, puedes crear una sobre darle el biberón a los bebés en el hospital, en el centro de reciclaje, etc… Pero recuerda hacerlo días antes.
  • El Día. Cuando finalmente llegue, avísale que llegó el momento y recuérdale que han hablado de esto ya por varios días. Mantente firme sin titubeos pero a la vez anímale y dale consuelo.
  • Acepta la posibilidad de retroceso. Puede ser que todo vaya mejor de lo que te esperabas… y de repente, se da cuenta que esto es para siempre y entonces ya no le guste. Recuérdale cariñosamente que ya no hay más biberones, ofrécele besos, abrazos, un objeto de apego.

Lo sé, quitar algo a tu niña/o, aunque sea por su propio bien, puede costarte, es normal… pero, si lo decides así es porque es por su bien y tú eres su guía, en ti confía para que tomes este tipo de decisiones. Así que si te decides a hacerlo fija tu objetivo y mantén la constancia.

Y si esto último es lo que te cuesta, es decir, que sabes lo que quieres hacer pero no tienes bien claro cómo hacerlo y cómo mantenerte constante, ¡Puedo ayudarte! Escríbeme a yadormimos@gmail.com

¡Buenas noches!

(Hoy y siempre)

Tami

Las recomendaciones de este artículo son una adaptación del escrito por Kim West, LCSW-C, The Sleep Lady. www.sleeplady.com

All Posts
×

Almost done…

We just sent you an email. Please click the link in the email to confirm your subscription!

OKSubscriptions powered by Strikingly